DISFRUTA APRENDIENDO EL PLANTAR LOS NARCISOS

En el artículo de hoy te venimos a hablar un poco acerca de los narcisos, esta es una planta realmente hermosa que será muy útil para otorgar un toque de belleza y elegancia a los jardines, siendo un símbolo inigualable de la primavera.

Aquí vas a encontrar las características generales que definen a esta maravillosa planta, los cuidados que se debe llevar a cabo, su proceso de plantación y mucho más.

 

Características generales de los narcisos

Esta hermosa planta conocida como el narciso, es originaria de Europa y de la zona mediterránea, pudiendo encontrar muchas variedades y especies autóctonas en el territorio de China y Asia Central. Los narcisos son plantas bulbosas que por lo general, tienden a florecer a finales de la época del invierno.

Estas se caracterizan por presentar sus flores en forma de trompetas, las cuales cuentan principalmente con un hermoso y llamativo color amarillo. Además de que gracias a los cruces de especies realizados existen ciertas especies en las que sus flores son de color blanco y anaranjado.

Gracias a que esta planta ha sido cultivada hace alrededor de doscientos años, se han podido obtener una gran variedad de tipo de especies a nivel mundial. Esta planta es capaz de alcanzar una altura mínima aproximada de diez centímetros, mientras que se pueden observar ciertas especies que son capaces de alcanzar una altura máxima de cincuenta centímetros.

Significado de sus colores 

El narciso es una planta o una flor que cuenta con un significado general. Es una planta que simboliza el renacimiento, la vida eterna y los nuevos comienzos. Gracias a que la misma recibe el mismo nombre que un dios griego, el cual se caracterizaba por ser una persona controladora y obsesiva, el narciso representa en términos generales al amor no correspondido.

Mientras que dentro del territorio de Asia, esta planta es considerada como un símbolo de la felicidad, que es muy implementada para recibir el año nuevo.

 

Gran parte de las especies de narcisos son de color amarillo o blanco, o en combinación de ambos colores. Sin embargo, gracias al cruce entre sus especies, en la actualidad se pueden encontrar especies de color rosado, naranja, con una flor o con flor doble. Ahora bien, cada uno de sus colores, recibe un significado en especiales, entre los cuales se pueden mencionar:

  • Narciso de color amarillo: El color amarillo por lo general es asociado con el chakra, por lo que este color simboliza el resplandor, la vitalidad, la centralidad y la energía total de la vida.
  • Narciso blanco: El color blanco cuenta con un significado de pureza, pero además, por lo general recibe el significado de la renovación o el cambio general.
  • El narciso rosado: El color morado en esta planta se encuentra relacionado con la leyenda griega de su origen y representa claramente al egoísmo.
  • Narciso naranja: El color naranja cuenta con un significado relacionado con la alegría, la vitalidad y la algarabía.

Tipos de narcisos

En el área de la horticultura, se puede decir que el narciso cuenta con un total de diez tipos, los cuales presentan ciertas características únicas, que logran diferenciarlos entre ellos. Estos son:

  • Narcisos con flor doble: Este tipo de narciso se caracteriza por presentar una flor doble con muchos pétalos en su extremo. Sus pétalos y su copa no suelen distinguirse fácilmente unos de otros y en cada uno de sus tallos, se desarrollan una o más flores, las cuales en ciertas ocasiones tienden a ser aromáticas. Y por lo general, su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de la primavera.
  • Narcisos de copa grande: Este tipo de narciso se caracteriza por presentar una flor de gran tamaño, la cual crece en solitario. Su copa mide un poco más a un tercio y su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de la primavera.
  • Los narcisos de copa pequeña: Este tipo de narciso se caracteriza por presentar una flor de gran tamaño, la cual crece en solitario. Su copa es un poco más corta que un tercio de la longitud total de sus pétalos. Y por lo general, su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de la primavera.
  • Narciso de corona escindida: Este tipo de narciso se caracteriza por contar con una copa partida en dos, sus tallos cuenta con una sola flor y por lo general, su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de la primavera.
  • Narcissus Cyclamineus: Este tipo de narciso de caracteriza por presentar múltiples tallos, de los cuales cada uno presenta una flor con múltiples pétalos girados hacia atrás y por lo general, su copa es larga. Y por lo general, su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de la primavera.
  • Los narcissus Jonquilla: Este tipo de narciso de caracteriza por presentar múltiples tallos, los cuales cada uno presenta de una a cinco flores aromáticas. Estas flores cuentan con pétalos planos y copas pequeñas giradas ligeramente hacia atrás. Y por lo general, su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de la primavera.
  • Narcissus poeticus: Este tipo de narciso se caracteriza por presentar tallos con una solo flor aromática, la cual cuenta con pétalos de planos de color blanco. Su copa es pequeña de color naranja con un borde ligeramente rojo. Y por lo general, su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de la primavera o en los primeros días del verano.
  • Narcisos Tazetta: Este tipo de narciso se encuentra divido en los de copa pequeña, los cuales pueden contar con hasta veinte flores por cada tallo y los de copa grande, los cuales pueden presentar de tres a cuatro flores por cada tallo. Y por lo general, su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de la primavera.
  • Los narcissus triandrus: Este tipo de narciso se caracteriza por proporcionar de dos a seis flores de copa pequeña, las cuales cuentan con múltiples pétalos, que a su vez se encuentran vueltos hacia atrás. Y por lo general, su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de la primavera.
  • Narcisos trompetas: Este tipo de narciso se caracteriza por presentar una flor de gran tamaño, la cual crece en solitario. Su corona o trompeta en un poco larga y por lo general, su proceso de floración ocurre en la época de la primavera.

 

Proceso de plantación

Para llevar a cabo el proceso de plantación de los narcisos, es recomendable esperar hasta la época de otoño, la cual ocurre entre los meses de septiembre y octubre. Los narcisos son plantas que llevan a cabo un proceso de crecimiento acelerado, por lo que solo será necesario plantar el bulbo y este comenzara a crecer y a desarrollarse.

En caso de que la planta haya marchitado o se encuentre en su periodo de descanso, no debe ser retirada de la tierra. En este caso solo será necesario esperar hasta la próxima temporada para que la misma comience a crecer y florecer nuevamente.

Es importante mencionar que, el bulbo debe estar mirando hacia la superficie durante el proceso de plantación y al llegar el momento de plantarlo, se debe verificar que el mismos e encuentre en esta misma posición. En caso de que el bulbo este un poco blando o presente algún signo o síntoma de pudrición, debe ser desechado.

Cuidados generales

Los narcisos son plantas ideales para ser cultivadas en macetas, pero de igual manera se pueden cultivar de manera directa en el jardín. En ambos casos, es fundamental contar con una serie de cuidados básicos, los cuales van a permitir que la planta pueda llevar a cabo su proceso de crecimiento y desarrollo de manera adecuada. Entre los cuidados básicos que se deben cumplir, se pueden mencionar los que veremos a continuación:

  • Temperatura: Primero, es importante mencionar que el narciso es una planta que puede resistir a medias las temperaturas frías. Pero esta es una planta que requiere de climas cálidos para desarrollarse. Pr lo que se podría decir que, no es capaz de soportar temperaturas heladas, es por esto que se recomienda mantenerla alejada de las corrientes de aire y mantenerlas en zonas de temperaturas suaves, de manera que pueda crecer sin ningún tipo de inconveniente.
  • Iluminación: Es fundamental que esta planta se encuentre en una exposición con la luz del sol, en el caso de aquellos lugares en los que el clima sea bastante cálido, es recomendable que la misma se ubique en la semisombra. Esto se debe a que, en estas zonas, el sol tiende a ser mucho más fuerte, provocando ciertos problemas para los narcisos.
  • Suelo: En caso de que esta planta sea cultivada en macetas, no existirá ningún inconveniente al momento de seleccionar la tierra. Es fundamental que esta cuente con un buen sistema de drenaje, capaz de retener un nivel de humedad considerable y constantes. Es recomendable implementar una preparación del suelo con compost descompuesto o con mantillo.
  • Proceso de riego: El bulbo de esta planta requiere de un nivel de humedad moderado y constante, el cual no debe ser de manera excesiva ya que, puede generar la pudrición progresiva del mismo. Para evitar posibles encharcamientos, es fundamental verificar el sistema de drenaje presente en el suelo o la maceta. En caso de que este sea arcilloso, es recomendable ajustarlos con ayuda de arena de río para permitir el drenaje adecuado. En cuanto al riego de esta planta, este debe ser frecuente pero en pequeñas cantidades.

Es importante mencionar que, al cultivar esta planta es fundamental que la misma se encuentre a una profundidad de diez a quince centímetros. De manera que, cuando la tierra de la superficie se seque, la tierra inferior se mantendrá ligeramente húmeda.

Especies más comunes

Ahora que ya conoces los distintos tipos de narcisos que se pueden encontrar, te vamos a indicar cuales son las especies más comunes:

  • Narcissus asturiensis: Esta especie representa a un narciso endémico originario de la cordillera Cantábrica. Esta planta se caracteriza por alcanzar una altura aproximada de trece centímetros y presenta flores de color amarillo. Esta es una especies actualmente amenaza por la naturaleza, puede ser cultivada como una planta ya que es muy resistente a las temperaturas frías. Por lo general, su proceso de floración se lleva a cabo a finales de enero o a principios de febrero.
  • Narcissus bicolor: Este representa a un narciso clarisa endémica, originaria de España y Francia y se caracteriza por presentar flores de gran tamaño. Sus pétalos son de color amarillo ligeramente pálido y cuenta con una corona de color amarillo oscuro.
  • Narcissus hedraeanthus: Este representa a una planta bulbosa que presenta grandes coronas cónicas. Sus flores presentan un color amarillo pajizo y puede ser encontrada dentro del territorio de España.
  • Narcissus broussonetii: Esta especie de narciso es originario del Norte de África, cuenta con múltiples hojas de color gris verdoso y logra distinguirse gracias a su tubo largo de corola. Su proceso de floración se lleva a cabo durante la época de otoño, sus flores son de color blanco y casi no cuenta con corona.
  • Narcissus bulbocodium: Esta especie representa a una planta pequeña con múltiples flores grandes que crecen en solitario. Sus hojas presentan un hermoso color verde oscuro y pueden alcanzar un diámetro de cuatro milímetros. Su tallo es cilíndrico de color verde, que puede llegar a alcanzar una altura aproximada de diez a veinticinco centímetros.

 

Datos importantes

Ahora bien, para casi culminar este artículo de los narcisos, te vamos a ofrecer algunos datos de gran importancia de la misma, entre los cuales tenemos:

  • El narciso es una planta que debe dejarse en el mismo lugar en el que ha sido plantada, siempre y cuando el sistema de drenaje sea el adecuado. A medida que esta vaya floreciendo, cada año que pase desarrollara muchas más flores.
  • Si la especie seleccionada se caracteriza por generar tallos de gran longitud, es recomendable que durante los primeros dos años, se debe proporcionar un pequeño apoyo con un tutor.
  • Esta es una planta que requiere de cuidados muy fáciles y simples de efectuar. Por lo que solo bastará con un riego frecuente, siempre y cuando el sustrato esté totalmente seco. Es recomendable retirar aquellas flores y hojas que se encuentren marchitas, de manera que estas se puedan desarrollar nuevamente.
  • Es fundamental cortar aquellas flores que se encuentre marchitas antes que de que las mismas produzcan semilla, ya que este es un proceso que consume muchos recursos necesarios. En el caso de sus hojas, estas pueden conservarse hasta que comiencen a perder su forma natural.
  • En caso de querer dividir la planta, se deberá esperar hasta el tercer año de floración.

Para finalizar, estos son todos los cuidados que se deben tener en cuenta cuando se desea adquirir un narciso. Esperamos que esta información haya sido de gran utilidad para ti y de tu total agrado.

Si te ha gustado este artículo que habla sobre los narcisos, te invitamos a leer los artículos que verás a continuación:

 

(Visited 37 times, 1 visits today)

Deja un comentario