CARACTERÍSTICAS Y CUIDADOS DEL PALO DE BRASIL

El palo de Brasil, dracena, árbol de la felicidad, tronco de Brasil o palo de agua, es un árbol del género “Dracaena fragans” que se emplea para decorar oficinas y hogares, y jardines o parques.

Sus propiedades y características permiten que sea un cultivo que se puede desarrollar en países caribeños con pocos cuidados. En este artículo te enseñaremos los factores que debes tomar en cuenta para su cuidado, mitos, usos y problemas asociados.

 

Palo de Brasil

Palo de Brasil

Es una planta que se le puede observar en espacios cerrados o amplios como jardines. Posee un color verdoso que no cambia con el trascurso de las estaciones. Su nombre científico hace referencia a arbustos tropicales pertenecientes a la familia de las asparagáceas.

Son originarias de África (Tanzania y Zambia) y Asia, pero en países tropicales como Brasil son comunes. De hecho, allí es considerado como árbol nacional desde 1978. Se conocen 46 distintas especies del palo de agua.

Entre las comunes se tiene “Dracaena butayei”, “Dracaena deisteliana”, “Dracaena albanensis” y “Dracaena aureolus”. Esta especie puede ser confundida con una palmera miniatura, pero su colorido las hace agradable a la vista. Este árbol se puede adquirir en viveros o tiendas especializadas.

Características

El palo de Brasil, es una planta perenne, se caracteriza por sus hojas gruesas, alargadas, verdes y en medio poseen una franja amarilla. Las flores son de color blanco y su aroma es particular. Estas surgen cuando la planta es adulta.

Como es un tipo de arbusto, su crecimiento es lento hasta alcanzar un metro de altura y 10 cm de ancho mientras estén en macetas. Pero en caso de ser cultivadas en el suelo pueden alcanzar una altura de 6 metros.

 

 

Su follaje único le impide renovarse anualmente, por tanto, su color se mantiene en todas las estaciones. El tronco del palo de Brasil es marrón, grueso, con anillos sobresalientes en la corteza.

Factores para cultivar el palo de Brasil

Este árbol transmite serenidad, y aporta belleza al ambiente donde se tenga. Lo que ha favorecido su popularidad. Para que el palo de Brasil posea las características adecuadas se debe tomar en cuenta factores como humedad, temperatura, riego, luz, abono, limpieza y reproducción. Estos serán descritos en breve:

Humedad

El palo de Brasil requiere buena humedad, una escasez provoca sequedad en las puntas. Pero esto no indica que deba estar ahogado en agua, o tener la tierra demasiado húmeda, debido a que puede enfermar y podrirse. Uno de los síntomas de la falta de humedad es la sequedad y decoloración en las hojas, hasta su caída.

Para mantener los niveles adecuados de humedad, se recomienda rociar el follaje con agua tibia 2-3 veces por semana, en horarios en que el sol no le dé directamente. Si se trata de macetas con mantener las piedras mojadas bastara.

 

Temperatura y luz

Entre sus requerimientos están mucha luz, pero no directamente. En caso de recibir luz del sol directa, sus hojas comenzaran a secarse, tomar una forma opaca, amarillenta hasta quemarse por completo. Pero en caso de siembra en una zona totalmente sombra, sus hojas se marchitan hasta volverse marrones.

Por lo que se recomienda ubicarlo en un lugar que de la luz solar y sombra también.  Cabe destacar que a este árbol le afectan los cambios de temperatura bruscos, sobre todo asociados a climas fríos.

De hecho, en temporadas de invierno y otoño la planta detiene su crecimiento y tiende a dejar caer algunas hojas para conservar energía. Soporta un invierno con temperatura de 5-15 grados centígrados. Pero su temperatura ideal es 20-25 grados centígrados en zonas húmedas y aireada.

Riego y poda

Se recomienda que el árbol de la felicidad tenga un sustrato húmedo, pero no empapado. Por lo que debe solo mantener sus raíces húmedas. En temporadas de invierno se regará una vez cada 7-12 días, mientras que en verano con 2-3 veces por semana es suficiente.

Si se aprecian hojas marrones hasta desprenderse, se le puede atribuir a pérdida de agua. Entonces se procederá a mejorar su aspecto y revivir la planta, para ello, se rociará agua sobre aquellas hojas secas o se usará un paño húmedo sobre ellas.

 

 

La poda se realizará sobre las hojas y ramas secas, también se eliminarán los excesos, que se puedan apreciar en la zona de la copa, con el fin de darle un buen aspecto.

Abono y limpieza

Se puede emplear un paño húmedo para mantener la limpieza en las hojas. En cuanto al abono, se usa un fertilizante liquido o diluido con agua de riego que será aplicado en primavera y verano cada quincena.

Los fertilizantes a usar son a base de NPK (Nitrógeno, Fosforo y Potasio). El abono ayuda a proveer nutrientes escasos, favorecer la fertilidad, beneficiar el equilibro y colaborar con el buen crecimiento del palo de Brasil.

Multiplicación y trasplante

Para favorecer su multiplicación se cortarán los brotes del tronco y se trasladan a macetas. Si se poseen macetas, debe tener piedras o trozo de cerámica en el fondo para facilitar que drene el agua, igualmente se trasplantan a una maceta más grande cada 2-3 años, sobre todo en primavera.

Si se dificulta manipular, en vez de cambiar de maceta se puede renovar el sustrato por otro fresco (los 3 cm superiores). Cuando florezca, se debe quitar la flor apenas se marchite, para mejorar su vigor.

 

 

La reproducción del árbol de la felicidad es de forma asexual mediante esquejes. En estos casos se tomará un pedazo del tronco, se coloca en un recipiente con agua hasta que desarrolle raíces. También se puede sembrar los esquejes directamente en el suelo.

Trastornos y plagas que afectan el palo de Brasil

Las plantas siempre se encuentran expuestas a condiciones ambientales como luz solar, temperaturas, humedad y viento que favorecerán o no su desarrollo (estos factores fueron tratados con anterioridad).

Sin embargo, hay otros enemigos que pueden afectar el buen crecimiento del árbol de la felicidad. A continuación, se presentan un número de plagas que pueden afectar su desarrollo pleno:

  • Cochinilla.
  • Pulgones.
  • Araña roja
  • Septoriosis

Estas plagas se consideran las más comunes que afectan al palo de Brasil. Serán descritas a continuación:

 

Cochinilla

Son insectos o parásitos en forma de lapa, que se ubican en el envés de las hojas (sección con mayor porosidad). Se alimentan de las savias y tienen contacto con zonas internas de la planta. Afecta el tallo y las hojas hasta causar deformaciones.

Esta plaga segrega maleza lo que atrae a hormigas, hongos o bacterias que contribuyen a afectar la planta. Se puede corregir esta plaga humedeciendo un paño con agua y jabón, frotar las zonas afectadas. En caso más extremos si requiere la aplicación de un insecticida anti-cochinilla.

Pulgón

Es un parásito de la familia “Aphidoidea”, lisa, de coloración amarillo-negro, de 0.5 mm, transparente y con alas membranosas. Se alimenta de las hojas tiernas de la planta y de los capullos florales. Favorece la muerte del palo de agua por debilitamiento. Con trampas adhesivas se puede controlar esta plaga.

Araña roja

Pertenece a la familia de los ácaros, es de 0.5 mm, tiene un color similar a las plantas, pero con puntos rojos. Esto deriva de su alimentación, que se basa en las células rojas de las plantas. Se caracterizan por tejer telarañas entre plantas.

Por lo general, están en grupos de colonias y se mantienen ocultas en las plantas para controlar la humedad y favorecer la reproducción. Se almacena en ambientes secos.

 

Septoriosis

Es un hongo pardo-grisáceo que afecta las hojas y ramas. Se puede ver una mancha en tono amarillo hasta que se torna finalmente en marrón. Esta plaga puede llegar a matar el árbol de la felicidad, tras afectar el proceso de floración. Se debe disminuir la humedad ambiental para corregir su influencia.

¿Cómo afectan estas plagas y enfermedades?

Si se aprecia hojas enrolladas, deformadas o pegajosas, se trata de los pulgones, por el contrario, si se observan escamas blancas se trata de cochinillas, pero si se decoloran o contienen manchas amarillas hasta secarse y caer se trata de la araña roja.

Si se observan que son los brotes que están afectados, podría tratarse de pulgones. Pero hay casos en que las hojas han perdido color y no es efecto de una plaga sino falta de luz y/o abono. También, se puede dar el caso de hojas amarillas y lacias como consecuente de un riego excesivo.

Si las hojas se han vuelto marrones o con manchas marrones podría tratarse de quemadura por frió o por sol directo. Pero, si la planta no crece podría tratarse que requiere abono o ser trasladada a una maceta más grande.

Mientras que, si las hojas se rizan hacia abajo, bordes amarillos y puntas marrones, se traduce como necesidad de riego y humedad.

 

¿Cómo revivir un palo de Brasil?

El palo de Brasil es resistente, aun cuando parece que está perdido se puede revivir. En esta sección plantearemos tres casos y el procedimiento a seguir para recuperar la planta.

Caso 1: ¿Qué hacer si notas su tronco blando?

En caso de tronco blando o en mal estado se debe palmar los tallos en busca de los que no estén secos ni duros, luego se empleará una tijera de poda para quitar aquellos en mal estado. Posteriormente para sellar la herida se aplicará una pasta cicatrizante.

Si no posees esta pasta se hará con cera de vela derretida y polvo funguicida (se untará mientras tenga la consistencia liquida). A continuación, se aprovechará la oportunidad para retirar cualquier hoja podrida, remover la planta con cuidado y se deja así hasta el día siguiente (apartada del sol directo).

La tierra húmeda será envuelta con papel absorbente. Esto permitirá eliminar el exceso de humedad. Una vez la tierra está seca, se trasplantará a un recipiente con mezcla de humus de lombriz, fibra de coco y perlita. Se recomienda el uso de fungicida para proteger al palo de Brasil.

Caso 2: ¿Qué hacer con un palo de Brasil seco?

Si ha pasado mucho tiempo sin regarse y el sustrato está seco, se puede revivir la planta al retirarla del lugar. En muchos casos es el clima y viento quienes mantienen el sustrato seco. La maceta se introducirá en un recipiente de agua hasta sumergirse durante media hora.

 

 

Se secará del recipiente y eliminará el exceso de agua mediante los agujeros de drenaje. Durante los días siguiente se aumentará la dosis de riego.

Caso 3: ¿Qué hacer con las hojas amarillas o marrones?

Si se observan hojas amarillas, blandas y caídas, esto se debe a exceso de riego u humedad del suelo. Para ello, se ajustará la dosis o cantidades de riego. También se puede cambiar el sustrato.

Por el contrario, si las hojas están marrones, secas y sus bordes amarillos, significa que la planta requiere mayor riego y menor exposición al sol. Se puede fortalecer al aportar un fertilizante natural como compost o humus de lombriz.

Usos del árbol de la felicidad

Se usa esta planta en caso de “melarchia”, cuyos síntomas son anemia, manchas blancas en la cara y brazos, a causa de una mala nutrición. También se ha comprobado su capacidad para eliminar productos químicos del aire como formaldehido, xileno y tolueno.

Curiosidades de palo de Brasil

Esta planta es empleada para purificar, oxigenar y transmitir paz al lugar donde se encuentre cultivado. Hay creencias Feng Shui que consideran a este árbol con una influencia positiva que atrae la buena suerte, serenidad y buen humor. Por tanto, se puede apreciar en negocios por aperturar o abiertos, como parte de su decoración.

Si te ha gustado este articulo relacionado con palo de Brasil o árbol de la felicidad, te recomendamos leer:

A continuación un vídeo sobre cómo cuidar el tronco o palo de Brasil:

 

(Visited 2.692 times, 1 visits today)

Deja un comentario