CONOCE LAS DISTINTAS ENFERMEDADES DE LA VID

Las enfermedades de la vid son muy comunes debido a que se pueden presentar en diferentes condiciones ambientales o del cultivo, por lo que siempre es importante tener en cuenta esta información para que sea de ayuda en la conservación de su viñedo.

Debido a la gran importancia del cultivo de uvas se han realizado diferentes métodos para combatir estas enfermedades, es por ello que se invita a que siga leyendo este artículo donde se explora las principales características de estas infecciones.

 

enfermedades-de-la-vid-2

Enfermedades de la vid

La vid consiste en un cultivo de especies de la familia Vitaceae, siendo muy importante en diferentes regiones en Europa; esto se debe a que su fruto son las uvas que son empleadas como un recurso para la fabricación del vino por lo que es importante conocer las enfermedades de la vid.

Es muy común que en los cultivos sean afectados por enfermedades que puedan ocasionar un problema en el desarrollo del fruto o incluso que las plantas mueran, lo que es un gran problema si se tiene un cultivo amplio para la producción de vinos.

Las plagas también afectan estos cultivos reduciendo el rendimiento de los brotes de los frutos, incluso de su calidad por lo que las empresas con este negocio tienen un gasto adicional para la eliminación y recuperación de esta especie.

Debido a esto se debe informar sobre las enfermedades de la vid más comunes de modo que se tenga la posibilidad de combatirlas y salvar este cultivo, por lo que a continuación se presenta sus principales características y su efecto en el cultivo.

Existen muchas plagas y enfermedades que afectan a diferentes clases de cultivos por lo que es muy recomendable tener la información adecuada para identificar sus síntomas y poder combatirlas, si se desea conocer una de ellas se invita a leer el artículo de Cochinilla Algodonesa.

 

Mildiu

El Mildiu consiste en una enfermedad que genera manchas en las hojas de la planta; es considerada como una de las enfermedades más graves que le puede afectar a un cultivo llegando a producir moho pubescente y atacar a las puntas de los sarmientos.

Los granos también son afectados adquiriendo un color marrón y correoso, toda la parte verde del cultivo cambia de color por lo que se obstruye el proceso de la fotosíntesis siendo esta la principal razón de la reducción del rendimiento en la producción de la vid.

Este hongo se incrementa con la humedad así como la temperatura ayuda a su desarrollo en el cultivo, generalmente se presenta entre los 12 °C a los 30 °C; en el caso de la humedad debe superar los 75% en el ambiente siendo su etapa de crecimiento cuando generalmente afecta a la planta.

Las hojas adquieren un color amarillento indicando sequedad de manera que se rompen, en el caso de los brotes jóvenes se generan pelusas blancas siendo como un síntoma del hongo y las uvas tienen un aspecto de secado y también se producen pelusas blancas.

 

Medidas de control

Se puede realizar tratamientos preventivos y curativos para combatir las enfermedades de la vid siendo este caso contra el mildiu; es por ello que a continuación se van a indicar algunos puntos efectivos para enfrentar este ataque del hongo al cultivo:

  • Se debe establecer un sistema de aireación para evitar esta enfermedad.
  • También para prevenir este hongo es necesario aclarar las hojas.
  • Aplicar un fungicida de contacto, entre los más recomendados es el de oxicloruro de cobre.
  • En el caso que se observe las manchas en las hojas se tiene que emplear un fungicida sistémico o uno penetrante para una mayor efectividad.
  • Se tiene que aplicar el fungicida durante 10 a 14 días dependiendo de la condición de la vid.

 

Podredumbre de las raíces (pie negro)

Otra de las enfermedades de la vid que ataca a los cultivos en su etapa de crecimiento consiste en la Podredumbre de las raíces que es comúnmente conocida como Pie negro debido a la aparición de zonas negras que se desarrollan bajo la corteza de las raíces.

Generalmente se presenta en una forma de abanicos peo de color blanco en los sarmientos principales y en las raíces, de manera que durante su desarrollo las enferma y se generan las rizomarfas que consisten en estructuras negras que entran en contacto con el terreno y transmite la infección.

Si no se encuentra el origen de la infección no se va a poder controlar este hongo, principalmente si el terreno tiene un alto índice de humedad; en los tallos se observa un crecimiento discontinuo así como en los brotes los cuales terminan siendo cortos y de un menor tamaño.

Los síntomas de esta enfermedad se observan en las raíces por lo que si se quiere combatir desde el inicio de infección se tendría que arrancar la planta siendo una medida improbable de ejecutar, ya que se perdería el cultivo de las uvas.

 

Medidas de control

Puede llegar a matar a las plantas a una gran velocidad, por lo que es necesario que se apliquen las medidas correspondientes para evitar la pérdida del cultivo; es por eso que a continuación se muestran algunos puntos que se pueden aplicar para controlar o evitar esta enfermedad.

  • Se puede incrementar la capacidad de drenaje del terreno para disminuir la impermeabilidad del suelo que origina esta enfermedad cuando tiene mucha humedad.
  • Cuando se encuentra el foco de la infección de este hongo se tiene que quitar los restos de la madera infectada para quemarlas y evitar su propagación.
  • Se tiene que aplicar una emulsión fenólica junto a una solución al 2% del formaldehído en el suelo de manera que sea un método curativo que evita este hongo.
  • Otra medida curativa que se puede aplicar es el de fitofortificante que funciona como un fungicida y fortalece las raíces ante esta infección.

 

Podredumbre gris o botritis

La Botritis consisten en una enfermedad grave que afecta a los viñedos, también se le conoce como Podredumbre gris; las uvas llegan a pudrirse y quedan cubiertas por una masa gruesa marrón y vellosa siendo muy fácil de identificar esta enfermedad.

Invade las secciones florales de la planta por lo que infecta el cultivo antes del brote de sus frutos por lo que las uvas nacen con este hongo; esta enfermedad se encuentra en el suelo y puede extenderse por todo el terreno ya sea por contacto o por esporas aéreas.

Es muy difícil de controlar por su rápido desarrollo, generalmente se presentan con una temperatura de 25 °C y con una humedad alta; se introduce entre las heridas o grietas generada por intensas lluvias o por algún insecto.

Disminuye la cantidad de la cosecha de la viña al mismo tiempo que su calidad debido a que ataca a los racimos y las uvas se secan;  la pérdida que se genera en la producción puede ser muy grande si no se toman las precauciones o las medidas para su control.

A parte de las viñas esta enfermedad también afecta a diferentes cultivos, por lo que si se desea conocer más sobre este hongo se invita a leer el artículo de Botritis donde se explica cómo infecta a las platas, sus síntomas y mucho más.

 

Medidas de control

Entre las enfermedades de la vid se considera que la podredumbre gris es una de las más difíciles combatir, por lo que es importante tomar las acciones adecuadas que permiten evitar el ataque de este hongo tan contagiosos y también la manera de combatirlo, las cuales se muestran a continuación:

  • Para la prevención de este hongo se debe realizar la poda regularmente.
  • También con la aplicación de abonos se disminuye la probabilidad del ataque de las enfermedades de la vid.
  • Controlar los insectos y los otros tipos de hongos que producen heridas que utiliza la botritis para esparcirse en la planta.
  • Facilitar la aireación del cultivo.
  • Evitar que se conserve el inóculo del hongo.
  • Se puede utilizar fungicida de cobres o derivados de este mineral para combatir este hongo sin afectar el medio ambiente.

 

Oídio

El Oídio consiste en una enfermedad que ataca a las flores, a los frutos y algunas partes de la planta de manera que disminuye la velocidad de su desarrollo y de su crecimiento; generalmente aparece en un clima frío con el terreno seco junto con altos índices de humedad.

Se genera un manto blanco sobre el cultivo y en las zonas infectadas adquiere un color gris o purpura siendo un síntoma muy visible para combatir esta enfermedad antes que afecte a toda la planta como en las uvas que se endurecen y también se encogen.

Es una de las enfermedades de la vid más frecuentes por lo que se tiene programas y acciones preventivas que ayudan a combatir esta enfermedad; cómo afecta la calidad de las uvas puede causar un gran problema en la producción disminuyendo los recursos para la elaboración del vino.

Las hojas adquieren un polvo blanco muy parecido a las cenizas, en el caso de los tallos obtienen manchas oscuras; en los racimos también se genera un polvo blanco que a su vez permite un ataque de otro hongo como la podredumbre gris extendiendo por todo el cultivo.

 

Medidas de control

Al abonar el terreno se puede disminuir la probabilidad que el Oídio ataque al cultivo, generalmente se recomienda aplicar los tratamientos en el brote de los racimos, en el inicio de la floración y en la coloración del fruto para evitar la pérdida de calidad en la cosecha.

  • Entre las principales medidas de prevención se recomienda la aplicación del azufre en la viña, siendo muy efectivo al combatir esta enfermedad y también no afecta al ambiente.
  • Se puede aplicar productos penetrantes y sistémicos de manera que proporcione una mayor protección en la viña como Benomyl, Metiltiofanato, entre otros.
  • Permitir una mayor aireación en las raíces.
  • Evitar retenciones de humedad.
  • El fungicida se debe emplear durante 14 días antes de que se observen los síntomas de la enfermedad.
  • No se puede exceder con el follaje o el sarmiento, debido a que esto puede incrementar la esteticidad del aire que ayuda a desarrollar el Oídio.

 

Antracnosis

La Antracnosis  genera lesiones a las plantas principalmente en las hojas las cuales adquieren manchas circulares entre el color marrón y negro, con el desarrollo de esta enfermedad adquieren una tonalidad grisácea indicando un gran nivel de sequedad dejando agujeros en las hojas.

Consiste en un hongo con gran resistencia a los climas fríos por lo que puede sobrevivir a la temporada de invierno en los sarmientos con gran sequedad en el cultivo; mientras que en la temporada de primavera infecta a los brotes jóvenes de las plantas.

En verano es donde presenta un mayor desarrollo, requiere de altos índices de humedad y puede actuar como la Podredumbre gris; debido a las manchas que se genera en la planta adquiere una apariencia quemada y enferma afectando directamente a la calidad del fruto.

 

Medidas de control

Este hongo puede afectar gravemente los cultivos llegando a prácticamente detener el desarrollo de la planta, por lo que es muy importante tener en cuenta algunas medidas de prevención y control para combatir esta enfermedad, las cuales se muestran a continuación:

  • Una de las medidas más comunes para combatir la enfermedad es la quema de los sarmientos viejos.
  • Al realizar podas constantemente facilita la eliminación de las esporas infectivas.
  • Del mismo modo al emplear un fungicida se disminuye la probabilidad que la Antracnosis ataque el cultivo.
  • Generalmente los productos se tienen que utilizar a una edad temprana del cultivo.
(Visited 48 times, 1 visits today)

Deja un comentario